jueves, 16 de octubre de 2008

The Wire: 2ª temporada

La segunda temporada de este estupenda serie abordaba un tema totalmente diferente, pero que poco a poco, recogiendo el hilo hacia la bobina, vemos que todo sigue el mismo derrotero. Avon Barksdale ya está entre rejas y su puesto lo "guarda" Stringer Bell. Stringer es mas cauteloso, mas inteligente, se mueve menos por la línea de la improvisación. Pero esta temporada el tema central es Frank Sobotka (genial el nombre). Frank trabaja como tesorero de la unión de estibadores del puerto de Baltimore. Su puesto le da acceso a grandes sumas de dinero, gracias al contrabando de "lo que surja". Este contrabando está "subvencionado" por los Griegos.

La policía entra en el juego en el momento en que encuentran un bloque de esos de carga con un doble fondo. Y en ese doble fondo encuentran como unas 12 mujeres muertas, probablemente fruto de la trata de blancas donde algo salió mal. A partir de aquí el equipo de investigación se vuelve a reunir, a petición del tío político de "Prez" (casualmente alto cargo policial jejeje) para tratar, bajo escucha, de descubrir, acusar y condenar a F. Sobotka. A medida que la trama se va desarrollando, al igual que en la primera temporada, nuestros chicos se van dando cuenta que la bolita de nieve que estaban viendo hace poco, se convierte en una gigantesca, de unas dimensiones que se les escapan de las manos.

Como vemos, los creadores de The Wire se decantaron en esta segunda temporada por un tema, en principio, ajeno al mundo de las drogas, y aunque el 85% de esta temporada se trabaja fuera de narcóticos, TODO lo que pasa en Baltimore está salpicado por ese mundillo. A pesar de este cambio de registro, The Wire no pierde fuelle. Para mi gusto, el tema y los personajes son menos atractivos que los de la primera temporada, pero es tan buena la serie, me gusta tanto, que aún así la temporada es excepcional.

Hay personajes llenos de diversidad, que se debaten entre el bien y el mal, tanto en un bando como en otro. Nick Sobotka y D'Angelo Barksdale son buenos ejemplos, y aunque a nuestro protagonista principal, Jimmy McNulty, nunca se le haya pasado por la cabeza atravesar la línea de la ley, sí que es un hombre deshecho, maltrecho y solo, un hombre autodestructivo. Bubbs y Omar siguen estando genial, mis personajes favoritos. En esta temporada, aparece en escena Brother Mouzone, un asesino a sueldo de Nueva York que tendrá su punto de protagonismo en otra temporada.

The Wire, tras unos cimientos sólidos como fué su primera temporada, empieza a construir la casa por donde debe, escribe despacito y con buena letra y se va preparando para todo lo bueno y lo grande que está por llegar.

Nota: 8/10

Artigos Relacionados

5 comentarios:

ALX dijo...

Tengo reservada esta segunda temporada para Navidades y así poder verla del tirón. Es una suerte que al final le haya dado una oportunidad a un programa como este.

17 de octubre de 2008, 15:35
ramelot dijo...

Mucho vas a esperar tu, pero bueno, entiendo que no podamos tener todo lo que queremos abarcar. Yo ya he empezado la 5ª temporada, no te digo mas.

18 de octubre de 2008, 11:22
AG dijo...

Acabo de descubrir este blog y nada más y nada menos veo que te encanta The Wire.

He visto el episodio final de la 5ª hoy a la tarde y me ha dado una pena terminar con una serie tan buena...

Te enlazo en mi blogroll

Saludos.

18 de noviembre de 2008, 20:31
ramelot dijo...

Gracias por el enlace. Me pasaré por tu casa en breve ;)

Pues a mi me faltan 5 minutos para terminar de verlo.....y estoy en un sinvivir...no quiero hacerlo, no quiero que termine....

Bienvenido!

19 de noviembre de 2008, 19:40
JimLovell dijo...

Bueno pues acabo de terminar la segunda temporada yo también. Que maravilla, de esas series que cuando sale la pantalla en negro se te escapa un resoplido (obsceno) de placer.

No creo que tarde mucho en empezar con la tercera :)

18 de febrero de 2009, 22:05