lunes, 19 de enero de 2009

Libro: Cita con Rama

Un divorcio entre dos personas que ni siquiera conozco me trajo éste libro y unos ocho más, ya que la divorciada iba a vender a una "libreria de viejo" toda su biblioteca, y un familiar suyo, antes de ello, nos ofreció a unos cuantos locos de la lectura el poder acceder a los libros que deseáramos y ellas tuvieran disponibles a un precio irrisorio.

Aviso: Es posible que se aireen ciertas partes del libro, que si bien no te estropearán la lectura de éste, si que reducirán las posibilidades que tiene de sorprenderte.

"Cita con Rama" trata la forma en que bregaríamos si conocieramos de primera mano y de forma segura que un objeto no identificado se aproxima a nuestro Sistema Solar. Hay que decir, que en la época en que se desarrolla la historia, los humanos ya hemos dominado parte del Sistema Solar y tenemos bases en Mercurio, La Luna, Marte, y algunos satelites de Júpiter entre otros cuerpos celestes. No saber si es un asteroide que no estaba controlado, si es una nave procedente de otro mundo, y, si es así, si llegan a nuestro Sistema Solar por algún motivo son algunas de las cuestiones que se plantean en el libro.

El comandante Norton es uno de los protagonistas del libro, el capitán de la nave que sale al encuentro de este objeto no identificado a bordo del Endeavour, barco del navegante James Cook, y que al igual que hizo Clarke en el libro homenajeándolo, la NASA también le puso éste mismo nombre a un transbordador unos cuantos años mas tarde. Aquí se centra una de las partes del libro, en el estudio e investigación realizadas en Rama, que así es como llaman al objeto no identificado.

La otra parte de la historia se centra en las conversaciones que tienen lugar en el centro de reuniones de Planetas Unidos, para tratar el tema de las consecuencias y acciones a tomar a raiz de todas las posibilidades que puede ofrecer el desconocido Rama.

El libro tiene sólo 250 páginas, que se leen bastante rápidas, con capitulos cortos y que en cada final de capitulo parece que contenga un cliffhanger que hace querer seguir disfrutando de su lectura más y más. Me ha dejado un buen sabor de boca, algo no dificil de pronosticar teniendo en cuenta que ésta novela ha sido galardonada con todos los premios que una novela de Ciencia Ficción puede llegar a obtener: Hugo, Locus, Nébula, Júpiter, British Science Fiction, Jhon W. Campbell Memorial ....

¡¡AVISO!!: Ahora si que no deberías leer ésto si todavía no has disfrutado "Cita con Rama".

Lo que querrá decir su frase final, "Los ramanes lo hacen todo por triplicado" no me ha quedado muy claro, aunque sé por donde viene, pero no tengo claro el porqué el Doctor Perera se despierta así. Creo que el final es perfecto para una novela de Ciencia Ficción. Me recordó a los típicos finales abiertos de algunos relatos de Ci-fi. No se tiene que dar respuesta a todo. La ciencia ficción tiene esa magia, de que por mucho que se cuente siempre habrá mucho más por contar. La imaginación del lector va unida a la del escritor, y mientras Clarke nos deleitaba con la suya mientras disfrutabamos de Rama, tras su salida del Sistema Solar nos toca a nosotros imaginar quienes eran, que querían, donde van y porqué.

Artigos Relacionados

2 comentarios:

ALX dijo...

A mi también me encantó, sobre todo por eso de no buscar explicación a todo. Como bien dices, si algo así se cruzase con nosotros, no habría explicaciones para todo lo que contiene en su interior.

Por cierto, si no me equivoco, tiene dos continuaciones, pero que según parece no están a la altura

Mira este vídeo, como sería una película sobre esta novela http://es.youtube.com/watch?v=ZY2Yt1ATm4c

19 de enero de 2009, 23:05
ramelot dijo...

Al final no respondí a este comentario.

El video que has puesto no está mal, pero .... no sé ... no me llega a convencer.

Y no te equivocas, tiene dos continuaciones, pero creo que no estaban previstas. Es decir, el autor cuando escribió "Cita con Rama" pensaba dejarlo así. El éxito de este libro hizo que lo alargaran....pero la verdad no estoy seguro.

25 de febrero de 2009, 23:30