viernes, 3 de julio de 2009

Lo mejor de Silverberg

Lo mejor de Silverberg es una antología de relatos confeccionada por el mismo Silverberg. Una selección de relatos y novelas cortas de Robert Silverberg, escogidas por él mismo y ordenadas cronológicamente para ver la evolución del autor. Con un prólogo bastante bueno del mismo Silverberg antes de cada relato.

Lo mejor, que no lo sabía, es que la edición que tengo es una 1ª edición (1977), comprada en la feria del libro antiguo y de ocasión de Sevilla.

Entre estos 10 relatos hay verdaderas joyas. El resto, aunque menores, son también grandes relatos que han servido de inspiración para escritores posteriores como por ejemplo "Danza al sol", que si alguien lo ha leido le tiene que recordar muy mucho a los cerdis de Card en "La voz de los muertos".

"El sexto palacio", "Moscas", "Danza al sol" y "Buenas noticias del Vaticano" son los que menos han llamado mi atención, dejando claro que la brutalidad de "Moscas" y el humor de "Buenas noticias del Vaticano" han dejado su huella en mí.

"Hombre cálido" ha sido todo un acierto en cuanto a originalidad pero se me ha hecho incompleto. Le falta algo, un desarrollo más profundo.

"Hacia el anochecer" destaca por su originalidad y su atrevimiento para la época en que publicó el relato. En un mundo devastado, a la ciudad de Nueva York van a dejar de llegar alimentos tras decisión del oasis de Trenton. Ésto, unido al hambre ya existente, convierte a los seres humanos en caníbales y en negociar con carne humana. Sin duda, una idea original en su época pero que nosotros en la nuestra ya hemos visto muchas veces.

"Para ver al hombre invisible" otro tanto de lo mismo en cuanto a la originalidad, pero éste si me parecio más redondo. La invisibilidad que se habla en este relato no es una invisibilidad material, sino un castigo, una condena impuesta por el juzgado por la cual durante un año es invisible al resto del mundo. Para ello, se le coloca una marca en la frente para que el resto del mundo sepa que es invisible. Si alguien le habla o le hace caso, la condena será la invisibilidad también para él. Silverberg describe aquí como sentir la soledad rodeado de gente. Un tema muy común en él que también trata en otro de los relatos.

Y ahora tocan las 3 novelas cortas que más me han gustado. Es imposible hacer un orden entre ellos ya que son muy diferentes entre sí.

"La estación de Hawksbill" es una cárcel temporal. Me explico porque puede llevar a confusión. No es una carcel durante un tiempo, sino una carcel en el tiempo. En el futuro, los presos políticos son enviados a la estación de Hawksbill, situada a principios del Paleozoico. Desde Allá Arriba, como lo llaman ellos, les envían cosas cada cierto tiempo, para poder subsistir y que la vida se haga "más fácil" a los condenados: cargamentos de comida, equipos de supervivencia, materiales de construcción, etc... Pero un día llega un nuevo compañero de prisión. Aunque hay gente que no confían en él ....

"Pasajeros". ¿Que ocurriría en un futuro en el que existen unos entes que nos poseen y hacen con nosotros lo que les da la gana? Charles Roth ya ha sido poseído 5 veces desde que llegaron estos pasajeros. La última vez fue ayer y, como siempre, solo recuerda pedazos de ese tiempo. Poco a poco va recordando, pero nada es nítido, todo es borroso. Silverberg vuelve a tratar aquí lo que comentaba con "Para ver al hombre invisible", la soledad impuesta. Nadie se atreve a tener una relación estable o sólida ya que cuando son poseidos no son dueños de sus actos y hay pasajeros violentos, otros bromistas y otros que solo quieren disfrutar de su "capacidad".

"Alas Nocturnas" ganó un Hugo y le faltó muy poquito para ganar un Nébula. En un futuro lejano, el mundo está dividido en hermandades (vigilantes, voladores, peregrinos, gobernantes, recordadores, etc ...). Cada uno cumple una función. El protagonista es un vigilante, que se dedica a conectarse a una máquina unas cuantas veces al día. De esta forma traslada su mente y su vigilancia al espacio exterior, para que no se cumpla la profecía que dice que unos invasores llegarán y lo cambiarán todo. Le acompañan en su viaje Avluela, una voladora con alas tan finas y sensibles que solo puede volar de noche, ya que el sol puede quemar sus alas. Y Gormon, una persona que carece de gremio. Me encantó el relato. Además las ciudades se llaman Romia, Palís, Jersalén, Jipto, .... XDD.


Esta antología de relatos y novelas cortas me ha confirmado mi adicción a la Ciencia-Ficción. Mi predilección sobre un género que goza de la creatividad, la imaginación y la originalidad que brota de unos escritores que están a la altura de muchos grandes de la literatura narrativa, esos que se hacen millonarios por tratar temas resabidos pero que venden mucho. Y seguirán vendiendo. Y seguiremos leyendo. Pero quería con este post reflejar cuanta originalidad hay en la ciencia-ficción y que aunque no es un género muy valorado es uno de mis favoritos, y que si empezáis con una selección de relatos y novelas como éste volumen que nos ocupa, acabaréis tan enganchados como yo a este género.

Muy recomendable. Nota: 9'5

Relatos en orden en el libro:

"Hacia el anochecer"
"Hombre cálido"
"Para ver el hombre invisible"
"El sexto palacio"
"Moscas"
"La estación Hawksbill"
"Pasajeros"
"Alas nocturnas"
"Danza al sol"
"Buenas noticias del Vaticano"

Artigos Relacionados

3 comentarios:

Juan Arellano dijo...

Creo que fué el primer libro que leí de Silverberg, y aún le tengo cariño. Saludos.

11 de julio de 2009, 19:00
ramelot dijo...

Pues también ha sido mi primer libro de Silverberg. ¿Has leido mas de él? Recomiendas alguno?

Gracias por comentar ;)

12 de julio de 2009, 16:00
Juan Arellano dijo...

Ohhh pues su época exprimental q va del año 67 al 76 mas o menos. Muchas buenas novelas ahí: Muero por dentro, El libro de los cráneos, Tiempo de cambios, Regreso a Belzagor, Hijo del hombre, etc.

12 de julio de 2009, 17:25