martes, 16 de noviembre de 2010

Pendiente Literario (II):

Seguimos con los libros que mas ganas les tengo actualmente:

Marina (Carlos Ruiz Zafón):
Óscar Drai se marchó huyendo de sus recuerdos, pensando ingenuamente que, si ponía suficiente distancia, las voces de su pasado se acallarían para siempre. Ahora ha regresado a su ciudad, Barcelona, para conjurar sus fantasmas y enfrentarse a su memoria. La macabra aventura que le marcó en su juventud, el terror y la locura rodearon, curiosamente, la más bella historia de amor.






La luna es una cruel amante (Robert A. Heinlein):
Aunque sus abuelos fueron recluidos en su día en la colonia, Mannie nació libre y eso supone una gran diferencia. Como contratista privado, hace negocios con la Autoridad pero no figura en su nómina. El régimen de Luna es severo e injusto, la revolución se masca en el ambiente y se habla incluso de derrocar a la odiada Autoridad. Cuando Mannie ayuda a la preciosa Wyoming Knott a escapar de los guardaespaldas del Guardián, se encuentra de alguna manera en el centro de una rebelión sin esperanza. Aunque Mannie tiene un arma secreta: Mike es el ordenador más inteligente de la colonia, está conectado a toda clase de equipos útiles... Y Mannie es el mejor amigo de Mike.

La Luna es una Cruel Amante, ganadora del Premio Hugo, es una brillante obra de uno de los maestros más reconocidos de la cf, que mezcla un estilo elegante y de ritmo vertiginoso con personajes fascinantes, unos diálogos ingeniosos e ideas que hacen reflexionar.

Tiempo de Cambios (Robert Silverberg):
En Borthan, un planeta colonizado cientos de años atrás, la humanidad vive en paz, sin embargo el precio pagado parece demasiado elevado: nada es considerado más obsceno que el compartir los propios sentimientos con otro humano, y se ha prohibido el uso de la palabra 'yo'. Kinnall Darival es un hombre que lo tiene todo en la vida para ser feliz. Solo una cosa le perturba: las convenciones sociales le impiden expresar sus sentimientos a la persona amada. Cuando conoce a Schweiz, un comerciante de la Tierra, este le ofrece una sustancia mágica capaz de derribar los muros entre las almas de los hombres. El sistema de valores de Darival se trastoca y experimenta cada vez más dudas que le conducirán a ser un proscrito entre los suyos y a provocar el dolor entre aquellos a los que ama.

¿Que tal os parecen mis futuras inversiones?

Artigos Relacionados

2 comentarios:

Rebeca Sánchez dijo...

Me gustó mucho la luna es una cruel amante. El recurso de tirar piedras es brutal y la dinámica entre el ordenador y el prota estaba muy lograda. También es muy interesante la estructura familiar lunar. Tengo que conseguir más de este hombre a ver que tal.

17 de noviembre de 2010, 9:46
ramelot dijo...

Yo soy un enamorado de Robert Silverberg. Comenté aquí en el blog una recopilación de sus relatos, "Lo mejor de ..." y me encantó. Se me ha quedado un muy buen recuerdo del libro.

Gracias por comentar!

17 de noviembre de 2010, 13:50